Tollarp, Sweden

La fábrica más grande en la región Nórdica

En Tollarp, Orkla Foods fabrica 18.000 toneladas de jalea, mermelada y salsa cada año. Cinco procesadores de alimentos Tetra Albatch™ nuevos y personalizados están permitiendo que la producción sea más flexible y tenga un mantenimiento más sencillo que antes.


Un aroma dulce y delicioso invade el aire de la planta de Orkla Foods, ubicada en Tollarp en Skåne, a unos 18 km al sur de Kristianstad. La fábrica de jalea más grande en la región Nórdica está ubicada aquí. El personal de 55 empleados fabrica jaleas y mermeladas bajo las marcas Önos, Felix, Bob y Den Gamle Fabrik en su mayoría, así como también puré y compota de manzana.

Están preparando mermelada de arándano rojo Felix cuando llegamos para realizar nuestra visita. Hacer jaleas y mermeladas consiste en un proceso relativamente simple que requiere de unos pocos elementos. Un camión entrega frutas y bayas de distintos tipos, y también azúcar varias veces por semana. Los ingredientes se pesan durante el proceso de preparación. Los arándanos rojos congelados se vierten en grandes bandejas de aluminio redondas con ruedas, que se llaman carros y que pueden aguantar hasta 300 kg. Estos carros se levantan y su contenido se vierte en una tolva ubicada en la parte superior del depósito, un Tetra Albatch. Se utilizan ocho carros de arándanos rojos para un solo lote, y se necesitan 20 lotes para producir los 60.000 frascos de 800 g cada uno que se están produciendo hoy.

Los ingredientes se procesan en los grandes depósitos del procesador de alimentos durante aproximadamente 48 minutos en total y se hierven durante un minuto a una temperatura de 85 °C. El azúcar, ya sea en su estado seco o líquido, se bombea dentro de los depósitos y se agrega ácido cítrico. El azúcar es un autoconservante, de manera que solo se debe agregar una pequeña cantidad de conservante. Cuando la mermelada de arándano rojo está lista, se bombea hacia las línea de llenado, donde se llenan los frascos de vidrio con la mermelada y se etiquetan.

El 28 de octubre de 2015 se inauguró la nueva planta de ebullición, con equipos de procesado de Tetra Pak. Los cinco depósitos de ebullición se construyeron especialmente para la producción de mermelada de Orkla Foods. Una mirilla ubicada al final de cada depósito fue uno de los tantos detalles solicitados específicamente cuando se ordenaron los cinco depósitos. El tiempo de ebullición preciso varía según la calidad de los arándanos rojos, y la mirilla le permite al operador evaluar el progreso del proceso y ver cuando la mermelada está lista.

“Solíamos tener equipamiento cuyo mantenimiento era extremadamente caro. No se podían utilizar durante el mantenimiento, eran difíciles de limpiar porque muchas de sus partes estaban muy cerca del suelo y era imposible predecir cuándo iban a necesitar una reparación. Como resultado, muchas veces nos vimos obligados a volver a planificar la producción con muy poco tiempo de anticipación”, explica Erik Wendel, gerente de la planta de Orkla Foods ubicada en Tollarp.

Lars Svensson, Tetra Pak y Erik Wendel, Orkla Foods

Lars Svensson, Tetra Pak y Erik Wendel, Orkla Foods

Los nuevos depósitos se elevaron 40 cm por encima del suelo y las válvulas se ubicaron en la parte posterior; esto hace que sea mucho más fácil limpiarlos y realizar las tareas de mantenimiento. Además, una compuerta bastante amplia facilita los trabajos de mantenimiento. Otra diferencia es que no es necesario detener la línea para realizar el mantenimiento, solo hay que desconectar un depósito a la vez. En teoría, la capacidad máxima es la misma que tenían las soluciones anteriores, pero, desde el punto de vista puramente técnico, es mejor porque es más flexible.

“Ahora tenemos más opciones de combinación en la producción. Podemos poner en funcionamiento cinco depósitos, o cuatro depósitos más uno, o tres depósitos más dos para una sola línea de llenado, lo que hace que el proceso sea mucho más flexible que antes. Esto nos permite prever nuestra producción”, explica Erik.

El hecho de que Tetra Pak tuviera el trabajo de instalar el nuevo equipamiento no fue de ninguna manera un caso cerrado. Los procesadores de alimentos que se reemplazarán (esos que están causando tanto disgusto en Orkla Foods) eran de Foodtech. En realidad, adquirimos esta solución y la desarrollamos para crear Tetra Albatch.

“En lo que a Tetra Pak respecta, ellos tuvieron que enfrentar una situación particularmente difícil debido a que nosotros ya habíamos probado su solución, de manera que tuvieron que explicarnos muchas cosas para ayudarnos a ver cómo se podían mejorar las cosas”, afirma Erik.

“Llevamos a nuestros ingenieros para que se pudieran realizar debates técnicos y escuchamos lo que el personal de producción quería. Luego, utilizamos equipamiento estándar, pero lo personalizamos para que pudiera cumplir con las exigencias de Orkla”, explica Lars Svensson, gerente de atención al cliente para Orkla Foods en la región Nórdica.

El mantenimiento, la capacidad, el funcionamiento, la flexibilidad y la facilidad para realizar las tareas de reparación fueron los criterios más importantes para elegir el nuevo equipamiento. El costo total durante toda la vida útil del equipamiento fue una consideración más importante que el precio.

“El equipamiento estará aquí durante 20 a 25 años, de manera que el costo total de propiedad es importante”, afirma Erik. Orkla Foods ha invertido aproximadamente 55 millones de coronas suecas en un nuevo proceso de ebullición, una nueva línea de llenado, una línea de envasado automática, nuevos equipamientos de etiquetado y la remodelación de las instalaciones en la planta Tollarp en los últimos dos años.

Nuestra tasa de inversión ha sido alta debido a que somos una fábrica grande, pero realmente necesitábamos invertir. Si vamos a continuar en el mercado, necesitamos invertir y posicionarnos como un centro de excelencia cuando se trata de jaleas y mermeladas”, explica Erik.

Lars reconoce que los clientes como Orkla pueden sacar mucho provecho de nuestra experiencia. En este caso, tenemos habilidades innovadoras en el campo de los alimentos preparados, y se lanzaron nuevos productos a principios de 2016 que fueron evaluados por Orkla en nuestro Centro de Desarrollo de Producto (PDC).

“Estamos trabajando cada vez más cerca con nuestros clientes, los ayudamos a desarrollar sus procesos y sus negocios. Debemos asegurarnos de que los clientes tengan acceso a nuestras habilidades”, expresa Lars.

“Debemos demostrar todos los días que merecemos el lugar que tenemos en el grupo. Actualmente, somos una fábrica buena, consolidada y rentable. Llegamos aquí para quedarnos, de manera que es grandioso que podamos involucrarnos en la etapa inicial de las discusiones cuando Tetra Pak elabora nuevos equipamientos, tales como el Tetra Vertico®”, afirma Erik.