Aprovechamiento total: la clave para reducir el costo en el llenado de helados

¿Cuáles son los factores generadores de costos en el llenado de helados y cómo se pueden abordar? Analizamos el problema y descubrimos que la reducción de los desperdicios es fundamental para el rendimiento general y la rentabilidad. Le explicamos cómo funciona.


El llenado de helados, como otros procesos complejos, nunca es más sólido que su eslabón más débil. Para los fabricantes de helados cuyo objetivo es lograr una operación eficaz y sin inconvenientes, además de un rendimiento alto y constante, es importante invertir en una máquina que ofrezca soluciones sólidas y confiables para los eslabones tradicionalmente “débiles” del proceso. A menudo, se trata del dispensador de conos y la unidad de rociado de chocolate. Mientras más sólidos y menos complicados sean, habrá una mayor posibilidad de que la máquina de llenado brinde la cantidad y la calidad que se especifican con una cantidad mínima de desperdicios. Es importante tener en cuenta que los desperdicios no solo se definen como los desperdicios directos de conos, helado, chocolate, etc. que se deben tirar. También incluyen el insumo de energía y las horas de operación que son los mismos, o mayores, en un proceso menos sólido. El resultado es un costo de producción considerablemente mayor.

En las circunstancias ideales, la mayoría de las rellenadoras de helados pueden lograr rendimientos aceptables. Sin embargo, las condiciones reales a menudo incluyen materia prima con diversos defectos que pueden generar atascamientos e interrupciones posteriores en la producción. Por lo tanto, es importante usar equipos que puedan ocuparse de las variaciones mínimas en la materia prima –conos, tapas, chocolate– de manera que no se altere la producción si se requiere un tiempo de inactividad no planificado.

Es igualmente importante centrarse en las pérdidas de helado y chocolate provocadas por fluctuaciones en la precisión a lo largo de una línea de llenado. Dado que se les garantiza volúmenes y pesos específicos a los clientes, los equipos deben alcanzar un nivel mínimo de llenado en cada cono o envase individual. Mientras menor sea la fluctuación y mayor el llenado exacto de cada unidad, menor será la pérdida.

Especialmente para las rellenadoras con una planificación de la producción flexible, las horas de operación y la materia prima desperdiciada en las puestas en marcha y las paradas son factores generadores de costos importantes. Estas se deben tener en cuenta al evaluar el rendimiento de la maquinaria. Se deben diseñar secuencias de puestas en marcha y paradas para minimizar este desperdicio, p. ej., ofrecer cambios rápidos y fáciles, soluciones para evitar los atascamientos de la unidad de rociado de chocolate y garantizar que todos los conos y envases individuales se llenen de la misma manera, desde el primero hasta el último. ​​

Finalmente, dado que la máquina de llenado forma parte de una línea, debe ser perfectamente compatible con otras unidades de procesado, que incluyen dispositivos de dosificación de ingredientes, congeladores y el túnel de endurecimiento. Los equipos circundantes con capacidad insuficiente reducen la producción, mientras que los equipos como un congelador o un túnel de endurecimiento que no se usan hasta su máximo potencial implican tanto un exceso de inversión como un desperdicio de energía y costos de trabajo.

Como conclusión, hay muchas maneras diferentes de reducir los desperdicios en el sector del llenado de helados. Un buen comienzo es encontrar maquinaria que ofrezca soluciones sólidas para lograr un buen rendimiento, obtener pérdidas mínimas y alcanzar un alto nivel de flexibilidad, además de ser compatible con los equipos de procesado del proceso de distribución previo y de distribución. El resultado será que se desperdiciará menos materia prima, tiempo, energía y capacidad.

Contáctenos para obtener más información sobre el llenado de helados.