Procesos de filtración

En la industria lechera, se utilizan cuatro procesos de filtración de membrana diferentes: la microfiltración (MF), la ultrafiltración (UF), la nanofiltración (NF) y la ósmosis inversa. La imagen muestra qué componentes de la leche y el suero se pueden concentrar mediante cada proceso, según la densidad de la membrana.

Ósmosis inversa

La ósmosis inversa es el proceso con la membrana más estrecha posible en la separación de líquidos. Concentra el total de material sólido, y solo el agua puede pasar a través de la membrana; se retiene todo material disuelto y suspendido.

Nanofiltración (NF)

La nanofiltración separa una gama de minerales de los líquidos, lo que permite que solo el fluido y ciertos iones monovalentes pasen a través de la membrana.

Ultrafiltración (UF)

La membrana de ultrafiltración (UF) separa el material de entrada (p. ej., leche descremada) en dos flujos, lo que permite que el agua, las sales disueltas, la lactosa y los ácidos la atraviesen en cualquier dirección, mientras se retienen (y por lo tanto, se concentran) las proteínas y grasas.

Microfiltración (MF)

La microfiltración emplea el tipo de membrana más abierta, que se utiliza para separar bacterias, esporas y glóbulos de grasa del flujo; también se usa para el fraccionamiento de la leche descremada. ​

Ilustración de los procesos de filtración

¿Desea obtener más información sobre este producto? Contáctenos.