Tecnología de filtración

Filtración a nivel molecular: principios básicos

Los líquidos contienen varios componentes disueltos o dispersos de moléculas o partículas de diferentes tamaños. Mediante el uso de membranas con poros de diferentes tamaños, es posible separar con exactitud los componentes que desea en diferentes flujos de líquidos. La filtración de membrana es una tecnología que separa un líquido en dos flujos mediante una membrana semipermeable.

Una diferencia de presión hace que los componentes más pequeños que los poros de la membrana atraviesen la membrana, proceso por el que se obtiene material permeado. Los componentes restantes se conservan como material retenido. Un flujo sustancial que se mueve de forma paralela a la membrana previene que la superficie de la membrana se obstruya durante el proceso. Esto se conoce como “filtración de flujo cruzado”.

La filtración de flujo cruzado, a diferencia de la filtración de extremo cerrado, posibilita la ejecución de un proceso de filtración de forma continua, sin obstrucciones de filtro y con características de filtro constantes.

En la filtración de flujo cruzado, la mayor parte del flujo de entrada se transfiere de forma tangencial por la superficie del filtro, no en dirección hacia el filtro.

¿Por qué se debe elegir la filtración de flujo cruzado?

A continuación, mencionamos algunas de las incontables ventajas:

  • ausencia de depósito de sólidos;
  • ausencia de facilitadores de filtrado;
  • sin manejo manual;
  • calidad de producto controlable y uniforme;
  • proceso continuo;
  • proceso automatizado;
  • vida útil de filtro (membrana) prolongada (de 1 a 10 años);
  • equipo sanitario;
  • Capacidad de limpieza en el sitio (Cleaning In Place, CIP)

Filtración de flujo cruzado

Filtración de flujo cruzado

¿Desea obtener más información sobre este producto? Contáctenos.