Syria and Lebanon

Mejorar la asistencia a la escuela de los niños refugiados en Siria y el Líbano

Un nuevo programa de leche para escuelas en Siria y el Líbano está ayudando a mejorar la nutrición, aumentar el número de inscripciones y disminuir las tasas de deserción de los niños refugiados en edad escolar.

Desafío

La crisis en Siria ha tenido como resultado millones de personas desplazadas, en Siria y en sus países vecinos. Es difícil brindar servicios escolares en tiempos de guerra, y muchas familias refugiadas dudan en enviar a sus hijos a la escuela.

Para el final del año escolar 2017, de 1 700 000 niños refugiados sirios registrados en edad escolar, más del 40 % no estaba asistiendo a la escuela. Menos de la mitad de los niños que comienzan la escuela primaria la completan. Entre los niños refugiados, solo el 2 % asiste a la escuela secundaria. La falta de educación para un gran grupo de niños tiene impactos negativos de gran alcance y a largo plazo.

Iniciativas

Los programas de leche para escuelas en Siria y el Líbano tienen la intención de atraer a los niños para que vuelvan a la escuela y mejoren su nutrición, en una situación en la que pocos tienen un acceso confiable a buenos alimentos.

El Programa Mundial de Alimentos (WFP) fue asignado para implementar el Programa de leche para escuelas en Siria a partir de enero de 2017. Los clientes de Tetra Pak, Glanbia en Irlanda, Lactogal en Portugal e ILAS en España, proveerán leche UHT en envases de cartón aséptico Tetra Brik® a 350 000 niños sirios como parte del apoyo de parte de los productores europeos. La Comisión Europea financiará el programa con 30 millones de euros.

Mientras tanto, en el país vecino, el Líbano, nuestro cliente LibanLait está proveyendo leche UHT producida a nivel local a las escuelas libanesas a través de dos programas: en colaboración con el WFP y el Ministerio libanés de educación, y con la ONG Theirworld.

Valor

Los resultados iniciales de los programas muestran mejoras en el acceso de los niños a la educación, los resultados de aprendizaje, la salud y el bienestar. El porcentaje de estudiantes que no van a la escuela bajó de 8.4 % a 4.9 %.

Además, existe un aumento marcado en el peso saludable entre los niños que asisten a clases en la escuela tanto a la mañana como a la tarde. En el turno de la mañana, el porcentaje de niños con sobrepeso ha disminuido de una base de 10.8 % a 9.6 %; en el turno tarde, la respectiva disminución es de 6.2 % a 3.7 %.

"El programa de refrigerios para el desayuno de Theirworld está respaldado por un sólido modelo de investigación, y podemos ver mejoras en la diversidad de la dieta de los estudiantes en comparación con años anteriores. Esto, combinado con las tasas de deserción reducidas, es prueba de cuán necesaria y de impacto puede ser la provisión de un refrigerio nutritivo diario y de leche para apoyar el aprendizaje de los niños". - Kimberley Green, gerente de proyectos de Safe Schools.

Una mirada al futuro

Al mirar hacia adelante, los programas están ayudando a desarrollar la capacidad de las próximas generaciones, tanto en tiempos de crisis como, esperemos, en tiempos de paz.