Estudio de caso:

ROBERTO FRANCHITTI - IMPULSAR EL COMPROMISO

Presentamos nuestros Premios a la Excelencia en 2008 para ayudar a estimular una cultura de reconocimiento dentro de la compañía e impulsar el compromiso de los empleados. Contamos con seis premios globales que reconocen los logros destacados en materia de liderazgo, innovación, operaciones y gestión de clientes, así como el mercado y la fábrica del año.

Reconocer la excelencia en el liderazgo

Roberto Franchitti, ahora vicepresidente del Departamento de Operaciones de Servicio y Desarrollo (DSO) de Economía y Valor de los Envases, recibió el Premio a la Excelencia de Liderazgo 2014 por su trabajo en el impulso de la integración de dos regiones como líder del equipo de Servicio Técnico en el sur de Europa, puesto que ocupó hasta mediados de 2014.

En la fundamentación del premio, se reconocieron sus excelentes habilidades de liderazgo en la creación e implementación de este importante programa de cambio. Siempre abierto a nuevas ideas y sensible a las necesidades tanto de los colegas como del negocio en general, el enfoque de Roberto se caracterizó por una comunicación clara y un gran énfasis en la consulta y la colaboración.

“Para mí, compromiso es sinónimo de comunicación”, dice Roberto. “Debes tomarte el tiempo para hablar con las personas, así como para escucharlas y demostrarles que comprendes los problemas diarios que los afectan. Cada persona debe comprender cuál es su función dentro del equipo y sentirse apreciada por lo que hace. La comunicación tiene que ser bidireccional. Si puedes lograr esto de manera honesta y genuina, lograrás un compromiso”.

Crear un ambiente de éxito

Roberto cree que un buen liderazgo y el compromiso van de la mano. “Dicen que para ser líder debes tener seguidores. No puedes obligar a alguien a que te siga. El liderazgo se trata de crear un ambiente de éxito, donde las personas se automotiven para triunfar. Mi trabajo como líder es no entrometerme en su camino y empoderarlos con la libertad de desarrollar todo su potencial. Un buen líder pasa desapercibido; las personas sienten que resuelven problemas y logran resultados por sí mismas. No es mucho más complicado que eso”.

¿Cómo se siente con respecto a haber ganado el premio? “Me siento fantástico”, dice. “Recibir un premio como este es algo especial porque te nominan tus colegas; por lo tanto, es un reflejo de cómo te perciben. Y eso es algo enorme”.

El entusiasmo de Roberto es compartido por los demás ganadores de 2014, lo que demuestra la efectividad de la iniciativa. Por ejemplo, João Casquinho, el entonces gerente general de Tetra Pak Tubex en Portugal, quien recibió el premio a la Fábrica del Año 2014, dice: “Todos estaban encantados. Realmente fue una experiencia conmovedora. Es muy importante que se reconozca el trabajo del equipo”. Por otra parte, Alessandro Zardini, gerente del equipo del proyecto que ganó el Premio a la Excelencia de Innovación 2014, agrega: “La mayor satisfacción para mí es que el premio reconoce el trabajo de personas que dieron todo por el proyecto”.

Los tres pasos de liderazgo de Roberto

  1. Ser humilde. Al no tomarnos a nosotros mismos demasiado en serio, podemos crear una atmósfera relajada en el equipo.
  2. Recordar de donde venimos. Todos empezamos en algún lugar. A medida que avanzamos en nuestras carreras, es importante no distanciarnos y siempre entender otros puntos de vista; cada persona ve las cosas de diferente manera. Si olvidamos de dónde venimos y cuáles son nuestros valores fundamentales, podemos perder a las personas rápidamente.
  3. Centrarse en las personas, puesto que son más importantes que las políticas y los procedimientos. Un buen liderazgo implica obtener más del equipo que de la suma de sus partes.

¿Desea obtener más información sobre los Premios a la Excelencia?