Estudio de caso:

BRINDAR APOYO A LOS ALUMNOS EN VIETNAM

Actualmente, el programa de alimentación escolar en Vietnam llega a aproximadamente 300.000 niños, gracias al apoyo de Tetra Pak y nuestro cliente Vinamilk. Ta BaoLong, gerente de Comunicaciones de Tetra Pak, explica cómo funciona el programa y de qué manera beneficia a sus receptores.

Vietnam

Programa de alimentación escolar en acción en Vietnam

¿Puede darnos una visión general del programa de alimentación escolar en Vietnam?

El programa está financiado conjuntamente por el gobierno provincial, nuestro cliente Vinamilk y los padres de las escuelas involucradas. Ha estado en funcionamiento por siete años y se desarrolla en tres provincias: Ba Ria Vung Tau, Bac Ninh y Dong Nai. La organización difiere levemente en cada caso, pero básicamente el programa brinda un envase Tetra Brik® Aseptic de 180 ml de leche a más de 300 000 niños de jardín de infantes y escuela primaria tres o cuatro veces por semana. Esto ayuda a combatir la desnutrición y fomenta el crecimiento saludable.

¿Puede darnos una visión de cómo es la vida de las personas que viven en estas provincias?

Las tres provincias están relativamente bien desarrolladas, con una gran cantidad de zonas industriales. El crecimiento económico permitió que cada provincia estableciera una infraestructura sólida que, en general, proporciona buena educación y atención médica a los niños. Sin embargo, el crecimiento no ha sido uniforme, y la brecha entre los ricos y los pobres sigue creciendo. Aún hay grupos de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza establecido por las Naciones Unidas, especialmente en las zonas más remotas de estas provincias.

¿Quién más está involucrado?

La leche es proporcionada por nuestro cliente Vinamilk, y el programa es implementado por los departamentos de educación y capacitación del gobierno provincial.

¿Cuánto éxito ha tenido el programa?

El programa ha sido muy exitoso. El proceso de distribución funciona correctamente, y aproximadamente 300.000 niños se ven beneficiados actualmente. Además, con la unión de la provincia de Bac Nihn, el programa experimentó una gran expansión en 2013. El nivel de interés de otras provincias sigue creciendo; de hecho, desde 2013, hemos recibido más solicitudes de información por parte de otras provincias que en los seis años anteriores juntos. Por supuesto, el éxito real se verá con el transcurso del tiempo, en términos de la salud de las generaciones futuras.

¿Puede darnos algún ejemplo del impacto que el programa tiene actualmente?

Por supuesto. Las cifras de una de las provincias involucradas, Ba Ria Vung Tau, demuestran que la tasa de desnutrición con respecto a los niños de tres años disminuyó del 15,6 % en 2007 al 3,7 % en 2014. Además, la asistencia escolar aumenta en un promedio de 3000 niños por año, lo que representa el doble de la cantidad de niños que asistían a la escuela antes de que comenzara el programa.

¿Cuáles son sus prioridades actuales?

Hasta el momento, nos hemos centrado principalmente en asegurar que el programa funcione de manera segura y correcta. Cualquier problema de inocuidad alimentaria, fraude o corrupción perjudicaría la reputación del programa y desalentaría a las nuevas provincias que desean involucrarse. Para ello, trabajamos en estrecha colaboración con los gobiernos provinciales en toda la organización del programa, a fin de garantizar que sigan nuestras guías y normas.

Niño vietnamita bebe de un envase de cartón

¿Cuáles son los planes para el futuro?

Queremos que el programa se expanda y llegue a más provincias y niños. Por eso, este año, algunos estudiantes de segundo grado en la provincia de Dong Nai recibirán leche para escuelas, así como todos los estudiantes de primer grado. También trabajamos en diferentes propuestas con otras tres provincias, a fin de poner a prueba al menos una de estas propuestas a partir del comienzo del año lectivo 2015-2016 en septiembre. Si todo sale según lo planeado, el programa llegará a otros 100.000 niños. Aquí es donde mi papel realmente entra en juego: ayudar a las autoridades provinciales a desarrollar propuestas y planificar proyectos, crear conciencia sobre el programa y capacitar tanto a los funcionarios locales como a los maestros para que implementen el programa en sus escuelas.

Por último, ¿qué gana Tetra Pak con su participación en el programa?

Obviamente, es muy satisfactorio para nuestro personal sentir que contribuye con la salud de las generaciones futuras. Además, permite que se conozca más sobre nuestros productos y nuestra capacidad para proporcionar una distribución segura de leche y otros productos frescos. Pero creo que también fortalece nuestras asociaciones con los clientes. Trabajamos en estrecha colaboración con Vinamilk en todo el ciclo del proyecto y brindamos un nivel de apoyo único.

Niños vietnamitas en una escuela

 

¿Desea obtener más información sobre el programa de alimentación escolar?