La mejor solución para los más exigentes

Como marca de helados de primer nivel, Bruno Gelato depende de dos factores: ingredientes de alta calidad y un proceso de producción confiable y uniforme.

Mujer asiática sirviendo helado

El helado a la italiana es cremoso y se deshace en la boca

El exquisito helado a la italiana es cremoso, tiene una textura fina y se deshace con mucha facilidad en la boca. Para brindar tal nivel de perfección en sus helados, Bruno Gelato no escatima recursos. Cada helado producido por la compañía contiene entre un 60 y un 75 % de leche entera pura distribuida por productores regionales de lácteos que realizan entregas semanales. Además, siempre se utilizan purés de frutas frescas durante el proceso de elaboración.

La historia de esta compañía familiar tradicional comenzó cuando el italiano Bruno Lucchetta abrió una heladería en Rhauderfehn, en el noroeste de Alemania, durante la década de los ochenta. Su helado italiano de primera calidad fue un éxito rotundo. Desde ese entonces, Bruno Gelato ha gozado de una excelente reputación en el mercado alemán.

En 2006, la compañía dejó atrás los procedimientos de fabricación de helado parcialmente artesanal, que requerían mucho tiempo, y se trasladó a una fábrica nueva. En estas instalaciones, Bruno Gelato implementó la producción continua para ofrecer sus productos de primer nivel en recipientes de 5 litros ideales para las heladerías, que eran los principales puntos de venta en aquel entonces. No obstante, cuando una importantísima cadena de supermercados comenzó a vender sus helados a principios de 2013, Lucchetta identificó la necesidad de aumentar aún más la capacidad de producción. Además, las máquinas obsoletas eran difíciles de operar y no permitían obtener una producción estable. En un principio, Bruno Gelato probó un prototipo del congelador continuo S1500 A2 Tetra Pak®, el modelo más grande de la gama de productos, con una capacidad máxima de 1.500 litros por hora.

“Accedimos a que Bruno Gelato probara el prototipo durante tres meses”, afirma Lutz Scheffel, gerente de Servicios y Ventas Técnicas de Tetra Pak. “Durante el período de prueba, garantizamos la disponibilidad de un servicio rápido que permitiera solucionar los problemas iniciales que pudieran surgir”, señaló.

La máquina cumplió con las expectativas: una producción confiable y una ampliación considerable de la capacidad. Rápidamente, Bruno Gelato encargó dos congeladores S1500 adicionales. “Estoy muy satisfecho de trabajar con Tetra Pak”, afirmó el director ejecutivo (CEO), Bruno Lucchetta. “Cada vez que es necesario reemplazar alguna pieza, Tetra Pak envía los repuestos, a más tardar, dos días después. Esto es sumamente importante, especialmente durante el verano. Además, las máquinas funcionan de forma precisa y mantienen una presión constante. Para fabricar helado italiano, se necesitan máquinas infalibles”, indicó.

Producción estable para garantizar una alta calidad permanente

Lograr una producción estable es esencial para garantizar una alta calidad permanente. El helado debe ser cremoso, los cristales de hielo deben ser siempre pequeños, y la incorporación de aire (es decir, la cantidad de aire inyectado en el helado) debe estar regulada a la perfección.

“Nuestro tradicional helado italiano debe ser muy cremoso, por lo que los cristales de hielo deben ser muy pequeños y sutiles”, explicó Lucchetta. “Con una incorporación de aire de solo el 40 %, el helado sigue considerándose pesado. Pretendo fabricar helados de la misma calidad que los helados que solía elaborar de forma artesanal”, afirmó. Gracias a las inversiones en el nuevo equipo, el volumen de producción se duplicó: la compañía elabora alrededor de dos millones de litros de helado por año. Bruno Gelato distribuye helado a más de 1.200 heladerías en Europa y registra un rápido crecimiento en las ventas a minoristas. Con un aumento en las ventas anuales de entre el 30 y el 40 %, queda demostrado que los consumidores están dispuestos a pagar el doble del precio estándar por los llamativos recipientes transparentes de 900 mililitros de Bruno Gelato, que dejan ver el irresistible contenido. A partir de 2015, también se encuentran disponibles recipientes de 100 mililitros. A fin de satisfacer la creciente demanda de los productos de primer nivel de Bruno Gelato, Lucchetta también planea abrir una nueva planta.

EL HELADO PERFECTO

La sede de Bruno Gelato se encuentra en Rhauderfehn, en Baja Sajonia, un estado al noroeste de Alemania. Se dedica a producir helado a la italiana de alta calidad y solo emplea leche fresca para la producción. La compañía, que cuenta con aproximadamente 40 empleados de tiempo completo, además de 40 a 60 trabajadores de temporada, produce dos millones de litros de helado por año. Sus productos se ofrecen en heladerías, supermercados, hoteles, empresas de servicios gastronómicos para eventos y restaurantes. Aunque su mercado principal es Alemania, Bruno Gelato también exporta sus productos a otros países europeos, Rusia y China. Cuenta con una variedad de 20 gustos diferentes, y el más vendido durante 2014 fue “Stracciatella”.

Congelador continuo S1500 A2 Tetra Pak®

BENEFICIOS DE LA SOLUCIÓN

  • Producción uniforme y estable
  • Calidad de productos homogénea
  • Capacidad de volumen de hasta 1.500 litros de helado por hora
  • Máquina fácil de operar
  • Flexibilidad en la producción (pueden almacenarse hasta 100 recetas de diferentes productos)

Obtenga más información sobre el congelamiento y los [congeladores continuos S1500 A2 Tetra Pak®].(/processing/freezing/tetra-pak-continuous-freezer-s)

Helado italiano Bruno Gelato

Documentos relacionados

Only the best is good enough

(pdf, 299 KB)
Descarga